Acelerador lineal helicoidal para oncología del HJM

Con tecnología de punta para el tratamiento de pacientes con diversos tipos de cáncer, el Hospital Juárez de México recientemente inauguró acelerador lineal helicoidal, el más avanzado en América Latina, que es capaz de destruir tumores sin la necesidad de realizar cirugía, ya que proporciona radioterapia con precisión contra el tejido afectado

“cánceres que más vemos en primer lugar es el cáncer de mama, el de próstata, cáncer cervicouterino, cáncer de colon, cáncer gástrico, linfomas, cáncer de tiroides, cáncer de pulmón, cáncer de hígado, en un año, recibimos alrededor de dos mil pacientes, aproximadamente, vamos a radiar a mil 400, mil 400 de los dos mil que recibimos, van a recibir radioterapia y esa radioterapia, nuestro compromiso es que la otorguemos con mucha certeza”

Armando Ramírez, jefe del servicio de oncología, del Hospital Juárez de México, explicó que un tratamiento de radioterapia se divide en 25 sesiones, dependiendo el tamaño, la gravedad del tumor y la ubicación

“aceleran electrones o fotones, el equipo que tenemos aquí en el hospital, acelera fotones, eso hace que fotón gire a tanta velocidad, que cuando choca, libera esa energía que pareciera energía radioactiva y el trabajo que tiene la máquina, ya el segundo, ya generando esta energía la tiene que controlar y otorgar y dirigir de una forma tan precisa el tumor, sin dañar el tejido sano, esa es la magia de un acelerador”

El especialista explicó que la ampliación del área de Radioterapia, contempla la incorporación de 12 consultorios y este equipo también implica incrementar en un 50 por ciento el número de pacientes atendidos

Recordar que en México se diagnostican alrededor de 195 mil casos nuevos de cáncer y se registran 85 mil muertes asociadas a este padecimiento

“La precisión es que sale beneficiado el tejido sano, si usted tiene un tumor en la mama, nos aseguramos que la piel no reciba radiación, nos aseguramos que el músculo, la costilla no reciba radiación, si usted tiene un tumor cerca del corazón, nos damos a la tarea de darle mucha radiación al tumor, con mucha precisión y con poco efecto, no podemos tocar al corazón”

La ampliación del área de Radioterapia incluye la construcción de un búnker o bóveda para el Acelerador Lineal de última generación, cuyo blindaje o barreras protectoras evitan que las radiaciones que emite salgan del recinto de tratamiento, por lo que la protección radiológica del personal médico está garantizada

Es la tercera generación, la más avanzada de este tipo, es el primero en México y en América Latina, de las otras dos generaciones anteriores existen sólo cinco aceleradores helicoidales en el país, dos son de la Secretaría de Salud, están en Zacatecas y Durango y los otros tres en empresas privadas