Empresarios, profesionistas, emprendedores y dueños de negocios familiares, ven amenazada su actividad y su tranquilidad, por un aumento de delitos y de acciones de amenaza que merman su confianza, y es que 8 de cada 10 pequeños comerciantes fueron víctimas de algún delito en la capital del país, durante el año pasado.

Así lo reveló un sondeo realizado por la Canacope, en donde su presidenta Ada Irma Cruz, agregó que robo, pandillerismo, extorsión y cobro de piso, son los principales delitos que enfrentan.

La lider del comercio establecido agregó que entre las 9 de la mañana y medio día se registran los delitos mientras que los sábados, lunes y viernes son los días de mayor incidencia de delitos.

El monto de inversión mensual que realizan los dueños de los pequeños negocios puede ir desde los 1,200 pesos como mínimo, hasta los 24,000 pesos para el pago de sistemas complejos de alarmas, circuito cerrado y personal de seguridad.