49 muertos y al menos 40 heridos dejan, hasta el momento, los ataques terroristas contra dos mezquitas en Nueva Zelandia, durante el rezo de los viernes, el día más importante para los musulmanes.

Las mezquitas atacadas son la de Al Nur, la más importante de Christchurch, y la del suburbio de Linwood.

La primera ministra Jacinda Ardern calificó lo sucedido como un “acto sin precedentes” y “uno de los días más negros del país”.

Asimismo, confirmó la detención de tres hombres y una mujer, de los cuales, uno fue liberado poco después al no comprobarse su relación con los hechos.

Uno de los tiroteos fue transmitido en directo a través de Facebool Live por uno de los asaltantes, quien fue identificado como Brenton Tarrant, un australiano de 28 años y quien fue vinculado a grupos de extrema derecha que defienden el supremacismo blanco.

Las autoridades elevaron la alerta al máximo nivel de seguridad y ordenaron el cierre de mezquitas, colegios y edificios públicos. De igual forma, recomendaron a los habitantes de las zonas donde se han producido los ataques permanecer en su casa.

El Gobierno de México expresó su condena y pesar por lo ocurrido en Nueva Zelandia, en tanto que la Embajada de México en ese país puso a disposición de los connacionales que se encuentran en el lugar y requieran ayuda, el número celular de emergencias 0064 27 2051408.