Este miércoles los restos del estudiante Norberto Ronquillo llegaron a Meoqui, Chihuahua, para ser velado en la Iglesia de San Pablo Apóstol.

Familiares, amigos y vecinos de Meoqui vistieron blusas y camisas blancas, pantalones grises para unirse a la congoja del padre, madre y hermano de Norberto, quien regresó a esta localidad que lo vio crecer.

En el centro de esta ciudad, de aproximadamente 25 mil habitantes, el ambiente está de luto, en estos momentos velan los restos mortales del joven, que soñó en hacer una carrera en mercadotecnia internacional, para lo cual se preparó en la Universidad del Pedregal en la Ciudad de México.

Las cenizas de Norberto arribaron a la localidad en una Suburban blanca desde el Aeropuerto Internacional de la capital del estado, donde una multitud ataviada de blanco los recibió.

En la iglesia de San Pablo Apóstol se encuentran velando a Norberto hasta las 18:00 horas locales, cuando se realizará una misa, para después, a las 19:15 horas, iniciar la marcha Por la Justicia y la Paz hacia el Ayuntamiento, y a las 21:00 horas, despedirlo, pues las cenizas regresarán a la ciudad de Chihuahua.

Norberto estudiaba en la Universidad del Pedregal en la Ciudad de México, de donde se graduaría como licenciado en Mercadotecnia Internacional el pasado 6 de junio, sin embargo, fue secuestrado dos días antes y su cadáver localizado el domingo en un predio de la alcaldía de Xochimilco.