México cumplirá el acuerdo alcanzado con Estados Unidos en materia migratoria, porque no podemos entrar en una guerra comercial con el vecino país ya que no solo se pondría en riesgo la ratificación del acuerdo comercial T-MEC y el daño para la economía mexicana sería exponencial.

Así lo afirmó el secretario de Relaciones Exteriores Marcelo Ebrard Casaubon, quien reconoció que la tarea no será fácil, aunque descartó incertidumbre sería.

Al participar en en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales del BBVA,  aclaró que no se trata de militarizar la frontera sino poner orden, es un foco rojo que se tiene que atender.

El canciller mexicano informó que de enero a la fecha se detectó un flujo de 600 mil personas y 10 mil están en espera de un proceso de asilo.