En caso de un posible cierre de la frontera norte o que se agudicen los retrasos en el flujo comercial, importadores y exportadores mexicanos cuentan con plan B para agilizar el trasiego de mercancías, las cuales se mueven 70 por ciento vía terrestre.

Así lo afirmó el presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM), Gerardo Tajonar Castro, quien no obstante reconoció que los tramites en la zona fronteriza con Estados Unidos se han hecho mas lentos y difíciles, debido a que están cuidando la migración.

Entrevistado luego de tomar protesta como nuevo presidente de la ANIERM, dijo que aunque de han tomado medidas, la preocupación se centra en productos perecederos así como el traslado de productos por Ciudad Juárez, debido a la inseguridad.