Los ciberdelincuentes continúan buscando la manera de obtener ganancias, ahora ha comenzado a cobrar fuerza en América Latina un fraude que deriva de la clonación de la tarjeta SIM de tu dispositivo móvil.

De acuerdo con una investigación realizada por Kaspersky Lab y el CERT de Mozambique, al utilizar los datos de la SIM, se puede obtener información valiosa e incluso, con el incremento de los pagos móviles, se pueden realizar transacciones que para el banco parecerían licitas, pero la realidad es que es un robo a sus usuarios.

Para esto se recolecta información sensible de las víctimas y  se procede a clonar el SIM, ya sea a distancia si es que se pudo instalar algún programa espía o dando todos los datos a la compañía telefónica para que de un chip de repuesto.

De igual modo se han detectado casos que se descarga el respaldo de WhatsApp y se comunican con los contactos para pedirles dinero argumentando una emergencia.