Foto Notimex-Jessica Espinosa

Los celulares se han convertido en algo indispensable para millones de personas en el mundo y han obligado a cambiar ciertos hábitos de convivencia, de acuerdo con una encuesta online realizada por Motorola, 4 de cada 10 jóvenes de entre 10 y 19 años tiene el celular en la mesa mientras come o cena en familia.

Más de la mitad coloca el teléfono boca arriba para ver constantemente la información que le está llegando, por el contrario la otra mitad, prefiere ponerlo boca abajo, para evitar que alguien más vea la información que recibe.

A decir de esta encuesta, los adolescentes ven al dispositivo móvil y al internet como una independencia temprana, done tienen un espacio propio, sin tener que terminar una carrera, mudarse de casa de sus padres o conseguir un empleo.