La muerte de Norberto Ronquillo no debe quedar impune y tiene que servir como un precedente para que las autoridades eviten este tipo de casos a lo largo y ancho del país, aseguró Norelia Hernández, madre de este joven.

Tras recibir sus restos, recordó que ella venía a la Ciudad de México por un diploma y se lleva un certificado de defunción; no obstante aseguró que no guarda ningún rencor y confió en que se haga justicia.

AUDIO  “Yo no tengo rencores, sólo quiero que se haga justicia social por esos más ‘norbertos’ que no debe de haber. Las autoridades tendrán que hacer su trabajo y nosotros como ciudadanos exigirles que lo hagan bien y el temor es que esas personas vuelvan cometer el mismo ilícito con tu hijo o mi hijo o ustedes.

Norberto será velado en la Ciudad de México, para después trasladar sus cenizas a Chihuahua, donde serán depositadas el miércoles.