La Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, descubrió un movimiento extraño de las balas que son utilizadas por la corporación, por lo cual inició una investigación interna, para dar con los responsables de lo que podría ser una venta ilegal de municiones.

Jesús Orta, Jefe de la Policía, señaló que también se analiza el destino de estas balas, ya que podrían terminar en manos de los delincuentes y ser utilizadas en la comisión de diversos ilícitos.

Hasta el momento, no se tiene una cifra exacta de cuantas balas han sido sacadas de manera ilegal de la corporación, pero al menos en cada practica de tiro simulada, se podría hablar de 12 cartuchos útiles.

AUDIO “Detectamos un movimiento extraño de balas, nos encontramos con este esquema de las prácticas de tiro que además de evitarlas, generaba una disponibilidad de municiones”