Los sistemas de radiocomunicación y videovigilancia utilizados por los diversos cuerpos de seguridad han quedado obsoletos en la mayoría de los casos y tienen que ser modernizados a fin de combatir de una mejor manera al crimen, incorporando comunicación encriptada y cámaras de alta definición.

Aseguró Vicente Roqueñi, director de Desarrollo de Negocios de Motorola, señaló que la red nacional de radiocomunicación ya llegó al final de su vida útil, por lo cual es impostergable el cambio, dijo que es necesario que las cámaras de seguridad sean apoyados por nueva tecnología que permita monitorear las actividades y detectar conductas irregulares, inclusive cuando alguien realiza un disparo.

AUDIO “La decisión que tiene que manejar el gobierno es si cambia a una tecnología probada en el mundo que es P25 o se mantiene en una tecnología propietaria”