Vaya susto que se llevó Ulani, una niña de tan solo 8 años de edad, ya que iba con sus padres, se detuvieron a cargar gasolina sobre Santos Dumont y Eje 1 Norte, ella aprovecho para ir al baño, pero cuando salió ya no estaba la camioneta de sus padres.

Al ver la actitud de la menor un policía se acercó a preguntarle qué pasaba, de inmediato le contó lo sucedido, señaló que vivía en Chalco, esperaron por varios minutos a sus padres para ver si regresaban, pero esto no sucedió, por lo que fue trasladada a la  Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes en la colonia Doctores.

Alrededor de hora y media después, los padres de la menor acudieron ante las autoridades para reclamar a su hija, se realizó la comprobación del parentesco y tras certificar que no presentaba lesiones o alguna otra situación fue entregada a su familia.