La PROFECO denunció que cien negocios dedicados a la venta de pollo fueron sancionados por incumplimientos a la normatividad, lo que derivó en la imposición de 103 sellos de suspensión e inmovilización.

De los 100 establecimientos sancionados, 78 no exhibían precios, 12 no contaban con básculas calibradas y 10 presentaron distintos incumplimientos a la normatividad.

La dependencia federal explicó que las entidades con más sanciones fueron
Estado de México, Veracruz, Morelos, Aguascalientes y Ciudad de México.

De acuerdo con el programa “Quién es Quién en los Precios”, en la Ciudad de México y el Área Metropolitana el kilo de pollo en su presentación pierna y muslo se vendió durante la última semana a un precio promedio de 49.50 pesos por kilo; en tanto que el pollo entero a granel por kilo se ubicó en un promedio de 35.50 pesos por kilo.