La salud de las mujeres aún es una asignatura pendiente en Latinoamérica, dijo el Secretario de Salud, José Narro e hizo un llamado a las naciones de la región a redoblar esfuerzos para garantizar acceso a servicios médicos de calidad a lo largo de la vida de ese grupo de la población.

Al dirigirse en video mensaje a los Ministros de Salud de la Región de las Américas, reunidos en el Foro de Derechos e Igualdad en la Salud de las Mujeres, organizado por el Ministerio de Salud de El Salvador y el Fondo de Población de las Naciones Unidas, reconoció que aún hay muchos pendientes, una deuda y, a la vez, un compromiso para alcanzar el bienestar de las mujeres.

Consideró que se debe seguir trabajando para prevenir el embarazo en niñas y adolescentes ya que el objetivo es lograr en México es un estilo de vida más saludable en la ruta de vida de las mujeres a través de mejor acceso y mayor calidad de servicios médicos, es decir, niñas, adolescentes, jóvenes, adultas y de 65 años y más.