Eliminar la reprobación en primero y segundo grado de primaria, así como en pre-escolar, no es una medida laxa. A quien se tendría que reprobar es a los padres de familia, ya que no los llevan a la escuela. Resulta ridículo reprobar a un niño en los primeros grados de primaria. Así lo dijo, Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación Pública, a través de un video en su cuenta de Twitter.

“El daño que le puede hacer a un niño ser reprobado, es estigmatizarlo por su familia, por sus compañeros y en primero y segundo de primaria. También hay muchísima investigación de que lo mejor es dar un acompañamiento personal a cada alumno para ver qué problemas tiene, problemas familiares de violencia, problemas de nutrición y resolver esos problemas porque son factores que influyen en la escuela, no es una medida ligera, es una medida muy profunda, pensando en lo que acabamos de incorporar en la propuesta constitucional”.