La tormenta tropical “Ramón”, que se formó el miércoles en aguas del Pacífico mexicano, se degradó a depresión tropical frente a las costas de Guerrero, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En un comunicado, el organismo dependiente de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) precisó que los remanentes de “Ramón” se ubican a 310 kilómetros al sur-suroeste de Zihuatanejo, y a 345 kilómetros al suroeste de Acapulco, Guerrero, con vientos sostenidos de 35 kilómetros por hora y rachas de 55 kilómetros por hora.

Alertó que sus remanentes nubosos favorecerán tormentas fuertes en Guerrero, Jalisco y Nayarit.

Por ello, el Servicio Meteorológico Nacional recomienda a la población de los estados afectados extremar precauciones y atender las recomendaciones de Protección Civil.