Con el fin de dar da certeza y seguridad jurídica a los priistas y a los candidatos que participarán en el proceso de elección de la dirigencia nacional del PRI para el periodo 2019-2023, el tricolor cerró temporalmente su Sistema de Afiliación y Registro Partidario (SARP), por lo que ya no se podrán recibir ni capturar formatos físicos o electrónicos para incorporar al padrón nuevos militantes o refrendarlos, sino hasta después de la jornada electoral interna del 11 de agosto, para contar con un padrón de militantes transparente y confiable.

En la jornada electoral podrán participar los militantes que presenten su credencial de elector vigente y cuyo nombre se encuentre en el padrón.

En tanto el Sistema de Afiliación se pondrá en marcha nuevamente después de la elección, con la finalidad de cumplir con el mandato del INE de tener actualizados los padrones de militantes de los partidos políticos en marzo de 2020.

Asimismo, el PRI informó que entre este 12 de junio y el 25 de junio, cuando se entreguen a los candidatos registrados una copia del padrón de electores que se utilizará en los comicios la información contenida en el mismo será verificada y depurada conjuntamente con el INE.