A través de la política, el diálogo, la buena administración y la construcción colectiva de acuerdos, devolverán a sus orígenes al Instituto Mexicano del Seguro Social

A través de un comunicado, su director general Zoé Robledo, consideró que en el buen funcionamiento de este instituto tripartita está la estabilidad política, social y de salud del país, por ello se van a generar las condiciones para redirigir al IMSS a sus orígenes, como una entidad que esté presente entre la población.

indicó que se llevará a cabo un diálogo permanente y de respeto con todos los actores involucrados, incluido el Sindicato Nacional de Trabajadores de Seguro Social, con el objetivo fundamental de mejorarla calidad y solventar las deficiencias que existen en la institución.

Refirió que el Instituto Mexicano del Seguro Social tiene enormes desafíos, pero está de pie, funcionando, con gente que trabaja todos los días.

Zoé Robledo rechazó que exista una crisis severa en la institución. “Si estuviera detenido o paralizado, el país lo estaría también; si el IMSS no estuviera ejerciendo los recursos que tiene para el pago de las pensiones y jubilaciones, eso se vería en cada rincón del país”.

Mencionó que los desafíos del IMSS se derivan de una concepción política de los últimos sexenios respecto a la seguridad social, que fue proveída de manera diferente, “con una visión que no comparto, una visión mucho más privatizadora”.