Organizaciones civiles advierten que el Plan de Acción para la Prevención de la Obesidad en la Niñez y Adolescencia implementado por México desde hace tres años ha sido insuficiente.

Y es que de acuerdo con el “Reporte Sombra de la Sociedad Civil para México” aunque en nuestro país existen programas para la alimentación saludable y activación física en las escuelas, no existen métodos para dar seguimiento a su eficacia.

“La SEP no tiene cifras de cuántas escuelas sí están cumpliendo con los lineamientos”, dijo Ana Larrañaga de la organización Salud Crítica, quien explicó también que en tanto los servicios de salud no mejoren la población difícilmente colaborará con la prevención.

“Si el paciente va a atenderse y lo tratan mal, no regresa.”

Por ello dijo que próximo gobierno deberá tomar acciones más contundentes en materia de programas de alimentación, servicios de salud y etiquetado de advertencia de alimentos no saludables.