El gobierno federal reconoció que las cifras en la confianza y la construcción al mes de mayo no han sido positivas, pero no significa que la economía del país se encuentre o este en un proceso de recesión.

Así lo afirmó el jefe de la Oficina de la Presidencia Alfonso Romo, quien precisó que eso no significa que no se tengan retos por delante.

Al participar en la Reunión Nacional de Consejeros Regionales del BBVA,  al tiempo de rechazar que nunca ha renunciado, hizo un llamado a los inversionistas a participar en el país, ya que sin ellos no se puede crecer.