Si México quiere erradicar la corrupción es necesario que se ataque a este fenómeno desde su origen y causas y no solo en sus consecuencias, aseguró el procurador General de la República, Raúl Cervantes, al poner en marcha los trabajos del taller “Formas de Identificar y Prevenir la Responsabilidad Patrimonial y las Medidas Anticorrupción”.

Donde señaló que este fenómeno de redes que difícilmente se practica de manera unidireccional o bidireccional, ya que no solo está presente en el servicio público sino también en la iniciativa privada y el sistema financiero.

Por lo cual es necesario crear políticas públicas de acuerdo a las necesidades de cada entidad, que fortalezcan los principios constitucionales de eficacia, eficiencia y honradez.