Ante lo vulnerable que es nuestro país debido a fenómenos naturales como sismos y huracanes es necesario que México cuente con una política pública de administración de riesgos y con ello evitar que la economía del país no se vea afectada.

En conferencia el presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, Manuel Escobedo,  destacó ya que el

41 por ciento del territorio es vulnerable, por lo que el 31 por ciento de la  población se encuentra en riesgo de vivir o sufrir un desastre natural.