Ante la alerta internacional por la dispersión de la Peste Porcina Africana (PPA), enfermedad que afecta a los cerdos y no existe en México, la Secretaría de Agricultura, aplica acciones para evitar su entrada a México como la de restringir la importación de productos de riesgo, capacitar permanentemente a técnicos y reforzar de manera constante las labores de inspección zoosanitaria comercial y turística.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER), informó que paralelamente, ha establecido acuerdos con el sector productivo para elevar los niveles de bioseguridad en las unidades de producción de todo el país, apliquen las Buenas Prácticas de Producción y notifiquen de manera inmediata si detectan alguna anomalía en sus granjas.

La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) precisa que la Peste Porcina Africana es una enfermedad vírica hemorrágica, altamente contagiosa, que afecta a cerdos y jabalís, y no se transmite a los humanos, por lo que no es una amenaza para la salud de la población.

Es así que no se permite la importación comercial o turística de carne y productos cárnicos de cerdo de los 20 países que reportan focos recientes de la enfermedad: Bélgica, Bulgaria, Burundi, Chad, China, Costa de Marfil, Estonia, Hungría, Kenia, Letonia, Lituania, Malí, Moldavia, Polonia, República Checa, Rumania, Rusia, Sudáfrica, Ucrania y Zambia.