Los problemas de seguridad no se pueden atender de manera parcial, advirtió el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Perez.

“La formación y capacitación de policías tan postergada, la inteligencia financiera, así como el combate al tráfico de armas y realizar una revisión del sistema penitenciario son tan solo algunas de las cuestiones que de deberían de atender.”

Durante su participación en la mesa de diálogo sobre “Seguridad y derechos humanos en México”, aseguró que ante los grandes retos en la materia la aprobación de la ley de seguridad interior no es lo deseable, sin embargo si los legisladores deciden sacarla adelante debe incluir el pleno respeto a los derechos humanos y el regreso de las Fuerzas Armadas a sus cuarteles.

“Su participación en tareas de seguridad de las personas no debe asumirse cómo algo permanente o promover que así sea.”