La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) exhortó al gobierno federal a hacer un alto en el camino y reconsiderar los riesgos que implica que Petróleos Mexicanos, la petrolera más endeuda del mundo se haga cargo de la construcción de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco.

La Coparmex, que dirige Gustavo de Hoyos, advierte que de debe reconsiderar los riesgos que esta decisión implica para Pemex, para las finanzas públicas y para México.

En este sentido, advirtió que las cosas pueden salir mal, cuando estudios serios como el presentado por el Instituto Mexicano para la Competitividad estima en 2 por ciento las probabilidades de éxito para el proyecto.