Como “indebido y lamentable” calificó el ex presidente Felipe Calderón el que el gobierno federal haya comprometido los elementos de la Guardia Nacional a ser policía de inmigración, como parte de los acuerdos para frenar de “momento la ofensiva mediática” de Donald Trump de imponer aranceles a productos mexicanos.

En entrevista en el marco de la Asamblea Fundacional de México Libre en la alcaldía Miguel Hidalgo, el ex mandatario panista, dijo que se debe dar a conocer en qué consisten los acuerdos alcanzados los cuales tienen que ser ratificados por el Senado de la República.

Agregó que México asumió una parte migratoria que no es la nuestra ya que se incorporan elementos que se habían rechazado siempre, como la obligación de recibir a los que han solicitado asilo en EU y sino los aceptan, serán regresados, esa dijo, fue una postura que no se debió de haber aceptado, ya que es un abuso por parte del gobierno norteamericano y será muy complicado para México, porque tendremos migrantes de todo el mundo, dijo Calderón Hinojosa.