Foto: OFC Pictures – stock.adobe.com

Los niños que tienen entre dos y cuatro años de edad, no deberían pasar más de una hora, al día, ante una “pantalla de forma sedentaria”.

Así lo afirma la Organización Mundial de la Salud, al detallar que los menores de un año no deberían ser expuestos a dispositivos electrónicos.

En tanto, los niños menores de cinco años deberían tener actividad física y horas de sueño adecuadas para desarrollar buenos hábitos y prevenir enfermedades como la obesidad, asegura la organización al emitir sus primeras recomendaciones en torno al uso de aparatos electrónicos.

Para los menores de entre uno y cuatro años deberían pasar al menos tres horas diarias en actividades físicas variadas, recomienda.

La OMS, explica que los tiempos sedentarios ante una pantalla incluyen el acceso a un televisor, videojuegos o contenido de dispositivos electrónicos.