Foto Grupo Acir

La fundación internacional Changing Markets presentó su más reciente informe Dándole la vuelta a la tortilla, en el cual se analiza el contenido nutricional de diferentes productos de venta en México que son elaborados con harinas de maíz y trigo, para determinar si dichas tortillas y panes están elaborados con harinas que contienen los micronutrientes necesarios para cumplir con la legislación mexicana y así combatir las carencias nutricionales de la población, como lo son las deficiencias de hierro y zinc.

De las más de 500 muestras analizadas de 69 productos de tortillas y 43 de panes, se concluyó que tan sólo el 1% y el 14% de dichos productos estaban elaborados con harinas de maíz y de trigo que cumplen con los niveles de hierro y zinc que exige la ley en la regulación de fortificación de harinas, en vigor desde el año 2000.

La Tortilla con Nopal y Linaza Milpa Real, Pan Blanco Bimbo Sin Orillas, la baguette de pan blanco de Chedraui, el bolillo marca Kirkland Signature de Costco y tres tipos de pan blanco de la marca Soriana fueron los únicos productos que mostraron haber estado hechos con harina que contiene los niveles mínimos de hierro y zinc que establece la ley. Mientras que 68 productos de harina de maíz y 37 de harina de trigo no cumplen con los niveles suficientes de estos dos micronutrientes, lo que significa que la compañías no han usado harinas fortificadas de manera adecuada para elaborar dichos productos.

Changing Markets recordó que las deficiencias de micronutrientes tienen un serio impacto en la salud de la población y, por lo tanto, en la productividad económica de un país. Las carencias de hierro y zinc continúan siendo un problema de salud pública en México: 9 de 10 mujeres no consumen suficiente hierro en sus dietas diarias, 1 de cada 4 hombres adultos no ingieren cantidades suficientes de zinc y 1 de cada 4 niños sufre de anemia.

La tortilla y el pan son alimentos básicos en México, los mexicanos consumen 57 kg de tortillas y 34 kg de pan por persona cada año, si estos productos no son elaborados con harinas fortificadas correctamente, el programa de fortificación no será una herramienta eficaz en la lucha contra las carencias de micronutrientes, en beneficio de la población en

El informe evidencia que compañías multimillonarias como Bimbo, Gruma y Walmart ofrecen al consumidor mexicano productos que no nutren correctamente y de acuerdo con la regulación vigente al utilizar harinas fortificadas de manera errónea o insuficiente: De los 11 productos de pan de la marca Bimbo que fueron analizados, sólo uno parece haber estado hecho con harina que contiene niveles de hierro que cumplen claramente con el estándar de fortificación que establece la regulación desde hace una década .

La marca y supermercado Walmart, por ejemplo, vende al menos cinco productos de pan hechos con harina que no contiene suficiente hierro de acuerdo a los estándares nacionales para harinas de trigo. Mientras que ninguno de los siete productos analizados de la marca Gruma (seis de estos productos son variedades de tortillas Mission), dueña del 25% del mercado de la tortilla en México, muestran haber estado hechos con harina que contiene niveles adecuados de hierro o zinc.