Familiares de internos del penal de Ciudad Victoria, en Tamaulipas, trataron de impedir el traslado de 165 reos hacia penales de alta seguridad del estado.

Los familiares, quienes permanecían en el lugar desde el miércoles 7 de junio en las puertas del Centro de Ejecución de Sanciones (CEDES), arremetieron contra los uniformados encargados de la operación, así como contra los vehículos escolta.

Ante tal resistencia, los elementos de seguridad efectuaron disparos al piso, presuntamente de balas de goma, así como de gases para dispersar a la turba que, a pesar de ello, continuaba con su intento de bloquear el paso del convoy.

 

UN TRASLADO ACCIDENTADO

Después de sortear la protesta contra el traslado de internos, los cuatro autobuses con 165 reos, escoltados por patrullas de la Policía Estatal, Federal y por elementos de la SEDENA, continuaron su camino hacia los penales de alta seguridad de Altamira y de mediana seguridad de Matamoros, no sin antes encontrarse con un nuevo contratiempo en el que uno de los autobuses se impactó con la parte trasera de una de las patrullas escolta, en el Libramiento Naciones Unidas, entre el entronque con las carreteras hacia Monterrey y Matamoros.

Tras el incidente, se reportó que dos policías resultaron heridos y los reos que viajaban en el autobús accidentado, fueron distribuidos en el resto de las unidades que participaban en la operación.