Foto: Grupo Acir

El riesgo de que un niño muera en un accidente de trabajo por condiciones de informalidad es seis veces más alto en los menores de 15 años que realizan actividades rurales.

Así lo señaló Norma del Río, directora del  Programa Infancia de la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad  Xochimilco, durante una conferencia  con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil que se reconoce el  12 de Junio.

“El riesgos de los menores de 15 años, quienes tiene un empleo informal, es seis veces más de morir en un accidente en actividades rurales como pesca, minería, agricultura, además hay un subregistro de los accidentes niños menores de 12 años”.

Norma del Río precisó que en México 3 millones 252 mil niños trabajan y casi el 3% de estos niños apenas rebasan los 5 años.

En el rango de 10 a 14 años uno de cada 10 niños trabaja, entre los  15 y 17 años, 1 de cada 4 labora. Además la mitad de los niños que no asisten a la escuela trabajan y en dos años la cifra aumento 45 mil niños y el rango de 14 a 17 aumento en 52 mil niños más.

Norma del Río, directora del  Programa Infancia de la UAM Xochimilco agregó que el trabajo infantil afecta más las niñas, quienes cargan con el trabajo doméstico lo cual las deja en penuria educativa

“En niñas el 80% sin instrucción están ocupada en el quehacer doméstico y el 65% de ellas tiene primaria incompleta es decir analfabetismo funcional”.

Por su parte la Comisión de los Derechos Humanos dela Ciudad de México adelantó que realizaron un estudio sobre trabajo infantil en la Central de Abasto y en el Metro capitalino, el informe servirá para tomar medias de protección  para los niños que trabajan en condiciones de informalidad en esos lugares.

Nasheli Ramírez titular de la Comisión de Derechos Humanos dela Ciudad de México, destacó que la situación que encontraron en este estudio es grave.

 “Sí, es de consideración grave. De entrada, acuérdense, y es que se ve muy fácil, pero trabajar tanto en la calle como en el Metro y en esos lugares es altamente riesgoso (…) Muchas de las familias que trabajan ahí vienen del Estado de México y entonces tendríamos que tener una visión metropolitana para poder hacer un sistema de protección, porque vienen y los traen desde el Estado de México. Nosotros tendríamos desde la Ciudad que estar coordinados con ellos allá para que los sistemas de protección los dé el Estado de México y que nosotros trabajemos aquí en esa lógica.