Foto: Ivonne M. - Grupo Acir

Al conmemorar el 16 de mayo, Día Internacional del Angiodema Hereditario, se busca informar sobre esta enfermedad rara, genética y hereditaria para la que no existe cura y es altamente incapacitante, ya que se caracteriza por ataques agudos de inflamación o hinchazón en diferentes partes del cuerpo, que de no atenderse a tiempo puede causar la muerte.

En conferencia de prensa, Sandra Nieto Martínez, presidenta de la Asociación Mexicana de Angiodema Hereditario, explicó que un ejemplo es el edema de laringe, una inflamación que puede llegar a obstruir las vías respiratorias y hasta causar la muerte por asfixia del paciente sí no es asistido a tiempo y en forma correcta.

El Angioedema Hereditario es una enfermedad rara, con un alto índice de posible
mortalidad de quienes la padecen, causado por la deficiencia funcional de la
proteína plasmática C1 inhibidor.

El Angioedema Hereditario es una enfermedad rara, con un alto índice de posible
mortalidad de quienes la padecen, causado por la deficiencia funcional de la
proteína plasmática C1 inhibidor. Se manifiesta clínicamente con edemas severos
y dolorosos que repiten en forma recurrente en las vías áreas superiores, órganos
internos, manos, rostro y pies. Según estadísticas internacionales, el Angioedema
Hereditario afecta 1 de cada 50 mil personas.

Un episodio de angioedema hereditario no tratado dura aproximadamente entre 48 y 72 horas aunque en algunos casos se puede extender hasta cinco días generando un impacto devastador en la vida social, emocional y económica de estos pacientes.