Un grupo de científicos marinos encontró en las Islas Cocos 414 millones de fragmentos de basura, que pesaban 238 toneladas, esto de acuerdo a la publicación Instituto de Estudios Marinos y Antárticos de la Universidad de Tasmania.

En específico la basura encontrada fue en la isla de Keeling de las Islas Cocos que pertenecen a Australia, pero se encuentran a unos 1.300 kilómetros al noroeste de sus costas, en medio del océano Índico.

Según el equipo, la cantidad real de plástico en las playas estudiadas, en las diferentes capas de arena, equivaldría a hasta 26 veces el volumen de los fragmentos visibles en la superficie.