Padecimientos como leucemias, linfomas, rinitis, otitis y neumonía, entre otras, pueden prevenirse con la lactancia materna, alimento que también contribuye al desarrollo del cerebro en un 75 por ciento, durante los primeros dos años de vida de los menores y en México, 30 de cada 100 niños son alimentados al 100 por ciento con leche materna, durante los primeros seis meses

Silvia Romero Maldonado, coordinadora del banco de leche del Instituto Nacional de Perinatología, dijo que entre más bancos de leche existan mayor posibilidad de revertir el declive de la lactancia, de esta forma se podrían prevenir alrededor de un millón y medio de fallecimientos a nivel mundial.

Subrayó que es importante la difusión de la donación de leche materna porque beneficia a menores recién nacidos que, por distintas razones, no pueden ser amamantados por sus madres, bebés prematuros o de bajo peso, que están en terapia intensiva y a los que no toleran fórmulas de leche artificial.

Al referirse a las madres donantes del banco de leche del INPer, dijo que solo el 10 por ciento de esta población tuvo a sus bebés en el Instituto, el resto son pacientes de otras unidades médicas públicas y privadas. En 2018, se recolectaron alrededor de mil 200 litros y la expectativa para este año es de mil 500 litros.

Entre los requisitos para ser donantes son: gozar de buena salud, estar lactando a su bebé y tener un excedente de leche