Foto: mariettothebest - stock.adobe.com

Las madres deben irse solas de vacaciones por lo menos una vez al año.

Así lo recomiendan expertos en psicología al detallar que ser mamá es un trabajo que requiere de mucho tiempo y dedicación, por lo que es normal sentirse desgastada con las rutinas del día a día.

Para eliminar los momentos de tensión que genera la maternidad, es necesario que las mamás se den un respiro y tomen unas vacaciones.

La tendencia va en aumento en el mundo y es llamada honeyboomer, consiste en que las madres y padres entre los 40 y 50 años de edad se van de vacaciones sin los hijos.

Los especialistas aseguran que las personas que toman esta decisión regresan relajadas de las vacaciones y disfrutan más el tiempo que pasan con sus hijos.

Agregan que no importa si son sólo 48 horas porque el efecto que causará en ti será bueno. Regresarás positiva y con más energía.