Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) crearon y patentaron un producto cien por ciento mexicano que acelera el proceso de cicatrización en el tratamiento de heridas como quemaduras y úlceras por presión, producidas por permanecer en una misma posición demasiado tiempo y por pie diabético.

El fitofármaco fue desarrollado por los científicos David Guillermo Pérez Ishiwara, Consuelo Gómez García, Adriana Martínez y Marlon Rojas, del Centro de Investigación en Biotecnología Aplicada (CIBA) Tlaxcala, quienes encontraron que a partir del extracto de la planta Bacopa procumbens se puede acelerar el proceso de cicatrización desde etapas tempranas.