Por no estar inscritas ante el Registro de Casas de Empeño, no tener un contrato de adhesión registrado ante la Profeco y no presentar un reporte de operaciones ante la fiscalía o procuraduría correspondiente como marca la ley, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) clausuró diez casas de empeño en la Ciudad de México, esto como resultado del operativo de revisión que llevó a cabo en diversos establecimientos comerciales de este tipo.

En un comunicado, se detalla que las casas de empeño clausuradas se ubican en las siguientes alcaldías: cinco en Iztapalapa, una en Cuauhtémoc, dos en Miguel Hidalgo y dos en Gustavo A. Madero. De las cuales seis corresponden a First Cash, S.A. de C.V. y cuatro a Maxi Prenda, S.A. de C.V.

Cada establecimiento va a estar clausurado por 15 días y se iniciaron los respectivos procedimientos por infracciones a la ley además de que se impondrían multas que van de 3 a 6.5 millones de pesos, una vez que se agoten los procedimientos de sanción.