La noticias de que será el gobierno federal quien financie la construcción de la Refinería de Dos Bocas, en Tabasco así como el aumento en la inflación de abril, la cual se ubicó en 4.4 por ciento su mayor nivel en el año, pego a la Bolsa Mexicana de Valores y al peso mexicano.

Y es que mientras el mercado accionario nacional sumó 13 sesiones consecutivas de pérdidas al colocar a su indicador referencial en 43 mil 193.36 unidades, el peso cerró la sesión con una depreciación de 0.73 por ciento o 14 centavos, luego de que el dólar se compró en bancos en 18.60 y venderse en 19.45 pesos por unidad.

Al respecto el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (Idic), José Luis de la Cruz Gallegos,advirtió que la determinación sobre la refinería generará una reacción en las calificadoras crediticias.

En tanto que la calificadora Moody´s advirtió que la construcción de la refinería, bajo la supervisión de Pemex y la Secretaria de Energía, ejercerá presión en las finanzas de la petrolera y en el mismo gobierno, sobre todo cuando éste lucha por frenar el declive en la producción del crudo y mejorar las refinerías existentes.