Cada vez son más las mujeres que en su adolescencia se embarazan.

La especialista Mónica Beatriz Aburto Arciniega, coordinadora del Programa de Prevención de Embarazo en Adolescentes de la Facultad de Medicina de la UNAM, dice que en México, una de cada 10 adolescentes ha tenido un hijo y que 44.9 por ciento de las mujeres de entre 15 y 19 años tuvieron su primera relación sexual sin protección. De tal suerte, México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes entre los países miembros de la OCDE.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), dice que en México viven más de 22 millones de adolescentes mujeres y hombres, y “más de la mitad de las adolescentes de 12 a 19 años han estado embarazadas”, comentó la especialista.

Entre las embarazadas de 10 a 13 años, las principales reacciones ante su situación suelen ser la negación de su condición, depresión, aislamiento y un padre ausente en sus planes de maternidad. “En muchas ocasiones son casos de violencia sexual”, advirtió.

En tanto, entre las jóvenes de 14 a 16 años, con frecuencia se presenta una dramatización de la experiencia corporal y emocional, se ve al feto como afirmación de independencia de los padres, existe ambivalencia entre la culpa y el orgullo, y el padre del bebé es considerado importante como una esperanza para el futuro.