Foto: davidpeinado - stock.adobe.com

Donald Trump no va a dejar de presionar a México hasta que gane o pierda las elecciones, afirmó el sacerdote católico Alejandro Solalinde, quien agregó que los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos a través de suelo mexicano “van a seguir pasando”.

Además, estableció: “Y quién tiene la autoridad y el poder para decir quién pasa y quién no, en las dos fronteras, no son los gobiernos de Estados Unidos y de México, sino el crimen organizado. Ellos son los que controlan las fronteras. Así de fácil”.

El fundador del albergue de migrantes Hermanos en el Camino, con sede en Ixtepec, Oaxaca, advirtió también que “Donald Trump es muy voluble. No hay que fiarse de sus amenazas ni de sus promesas, porque es una persona que cambia constantemente”.

En declaraciones al medio alemán, Deutsche Welle, reconoció la existencia de traficantes de personas y pandilleros en los flujos de migrantes, los cuales podrían sumarse a organizaciones como el cártel de Sinaloa.

Una solución verdadera al problema migratorio, a mediano y largo plazo, es el desarrollo de América Central, pero requiere tiempo y financiamiento.