La tarde del pasado sábado 20 de abril, centenares de vacacionistas fueron sorprendidos por la “Marea viva” del Mar de Cortés. Y es que el nivel del mar se llevó todo a su paso, incluso varios vehículos, que estaban estacionados en la playa “La Choya” quedaron totalmente inundados.

La Unidad Municipal de Protección Civil afirmó que debido a que este fenómeno no es repentino, sino paulatino, no hubo necesidad de iniciar protocolos de atención a emergencias porque en ningún momento estuvo en peligro la integridad física o la salud de los visitantes.

Luis Castro Galán, titular de la Capitanía de Puerto Peñasco, aseguró que distintas autoridades habían advertido a los turistas sobre el riesgo de pernoctar en estas costas donde este tipo de fenómenos son muy comunes debido a su condición geográfica y la interacción de la luna con el mar.

Asimismo dijo que La próxima “marea viva” podría ocurrir en dos semanas de acuerdo al calendario lunar, en esta ocasión nadie resulto herido porque entre la marea baja y su punto más alto, pasaron hasta seis horas.