Foto: Andrey Cherkasov - stock.adobe.com

El Congreso de Yucatán aprobó por unanimidad, la propuesta para modificar la Ley General para la Gestión Integral de los Residuos en el Estado y su Reglamento, para que en un periodo de dos años se elimine de manera paulatina el uso de bolsas de plástico y productos de unicel.

La idea es que en los próximos 24 meses se vayan sustituyendo esos materiales para dar paso al uso en el estado de materiales biodegradables, amigables con el medio ambiente.

La propuesta fue presentada por el Ejecutivo del estado, y respaldada con el voto de todas las fracciones y fuerzas políticas que conforman la Legislatura de esa entidad.

Una vez que entre en vigor, los establecimientos comerciales cercanos a cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas, tendrán seis meses para migrar a bolsas y popotes de un solo uso hechos con materiales biodegradables; supermercados, 12 meses; y empresas dedicadas a la venta en mayoreo y menudeo, 18 meses.

En cuanto al unicel, los negocios cerca de cenotes, áreas naturales protegidas y reservas ecológicas del estado, tendrán 12 meses para cumplir con esta nueva ley, y los supermercados, farmacias, restaurantes, mercados y similares, empresas que se dediquen a su venta tendrán 24 meses.

Una vez que concluyan estos periodos, todos los establecimientos que hagan uso de popotes y bolsas ya deben de haber migrado a utensilios que estén fabricados con materiales de rápida degradación.