Foto: wusuowei - stock.adobe.com

La contaminación del aire puede no sólo afectar los pulmones, sino causar daños en todos los órganos y favorecer la aparición de enfermedades como diabetes, demencia, cáncer, osteoporosis, problemas de fertilidad, entre otros padecimientos, de acuerdo con especialistas.

Recientes investigaciones han alertado que los contaminantes presentes en el ambiente causan una inflamación que luego se expande por el organismo, además de que las partículas ultrafinas son transportadas por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo.

La doctora Maria Neira, directora de salud pública y ambiental de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijo que la contaminación del aire representa una “emergencia de salud pública”, ya que más de 90 por ciento de la población mundial respira aire tóxico.

De acuerdo con el profesor Dean Schraufnagel, de la Universidad de Illinois, dijo que una partícula de contaminación se disemina por el cuerpo, afectando el cerebro, los riñones, el páncreas, entre otros.

Como resultado, la contaminación puede provocar enfermedades respiratorias y cardiacas, numerosos padecimientos como accidentes cerebrovasculares, demencia, diversos tipos de cáncer, problemas de la piel y los huesos, infertilidad, así como daños a los fetos y en los niños en general.