Foto: Prazis Images – stock.adobe.com

Autoridades de Arabia Saudita ejecutaron a 37 personas condenadas por terrorismo, con lo que el número de ejecuciones en este país en lo que va del año supera las 100, de acuerdo con reportes oficiales.

Las ejecuciones se llevaron a cabo en las ciudades de Riad, La Meca, Medina, Al Sharqia, Al Qasim y Asir, luego que el Tribunal de Apelación, el Tribunal Supremo y un decreto real, ratificaron la pena contra los sentenciados.

Los ejecutados, todos de nacionalidad saudita, fueron condenados por delitos como “adoptar el pensamiento terrorista extremista”, formar “células terroristas” y por traición al reino, entre otros.

Los condenados a la pena capital en Arabia Saudita suelen ser decapitados, pero uno de los ejecutados fue crucificado, castigo que se impone a los convictos por delitos particularmente graves.

En 2018, Arabia Saudita aplicó la pena capital a 149 personas, con lo que se ubicó como el tercer país con el mayor número de ejecuciones, solo detrás de China e Irán, de acuerdo con la organización humanitaria Amnistía Internacional.