La industria acerera del país enfrento el peor primer trimestre en su historia debido a la imposición de aranceles del 10 por ciento al aluminio y 25 por ciento al acero situación que se combino con la llegada de un nuevo gobierno.

Máximo Vedoya presidente de la Cámara Nacional de la Industria del Acero dijo que durante los once meses que Estados Unidos aplicó la medida, el sector perdió 400 millones de dólares y una caída en la producción de 13 por ciento, provocando que se trabajará en 68 por ciento de su capacidad.

Por su parte Alonso Ancira Elizondo presidente de Altos Hornos de México, dijo que la decisión del gobierno de suspender y revisar contratos también les ha impactado de manera negativa.

La Canacero detalló que tan sólo en el primer trimestre de 2019 se cayeron las exportaciones de acero un 12%, lo que representó al menos 300 millones de dólares además de que sino  se hubieran quitado las tarifas arancelarias se preveía una perdida de empleos de 2,500 puestos.