El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció que impulsará una activa y decidida política de gestión de riesgos además de que se modernizará el marco legal y  regulatorio del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) y del Fondo de Prevención de Desastres Naturales, luego de que México es uno de los 30 países más vulnerables a enfrentar fenómenos naturales.

El secretario de Hacienda Carlos Urzúa agregó que es importante la colaboración pública y privada para mejorar los niveles de aseguramiento en nuestro país, ya que al año se destinan 20 mil millones de pesos para hacer frente a los daños provocados catástrofes naturales.

Al inaugurar los trabajo de la 29 Convención de Aseguradores de la AMIS, el responsable de las finanzas públicas del país, agregó que también se tienen que tomar medidas ante el proceso de rápido envejecimiento que experimenta la población generando oportunidades y riesgos sobre todo asociados a la salud de los adultos mayores y sin duda a los montos de ingreso una vez que alcanza la edad de jubilación.