Como sabemos, las relaciones personales son protagonistas dentro de nuestros ámbitos laboral, social y familiar.

Son las relaciones que tenemos con otras personas dentro del trabajo, con los amigos, con los familiares, con los vecinos, conocidos y demás personas que la vida nos cruza en el camino.

Un mundo abierto a la comunicación con los demás, que a veces no es la más adecuada, porque perdemos, en el día a día, la esencia de que todos somos unos y elegimos vivir cada quien por su lado, luchando por nuestros propios beneficios.

Según Gananci, las relaciones en el trabajo son muy importantes llevarlas de buena manera, por eso te invitamos a poner en práctica estos consejos que te servirán además, para ir tejiendo relaciones laborales asertivas:

Ante todo la verdad

Para que exista una relación sana, lo básico es que exista verdad. Recuerda que todo en la vida se sabe, estemos presentes o hayamos partido, entre cielo y tierra no hay nada oculto. Además, si eliges la mentira, como bien dicen, tendrás que decir siete mentiras más para sostenerla y se convertirá en una bola de nieve. Cuando mientes, creas desconfianza, no eres alguien de fiar.

Cuida mucho tus palabras en base a cada ocasión

Intenta tener gestos personales con el trabajo, por ejemplo, puedes llevar a la oficina una caja de pastas o de pasteles en el día del cumpleaños. Disfruta con aquello que haces y de una forma directa, así también vas a disfrutar mucho más en las relaciones sociales porque te sientes mejor con tus compañeros de trabajo.

Disfruta del momento presente sin obsesionarte por el futuro

Aprende a convivir con la inestabilidad del mercado laboral actual. Sé simpático con los compañeros y con el jefe: para ello, interésate por cómo están, llama a todas las personas por su nombre, sonríe, mira a los ojos cuando hables. Sé también empático.

Evitar ser parte del chismerío

Ser parte de esta clase de conversaciones es la manera más sencilla de ganarte la desconfianza de tus compañeros. Por ello, en la medida de lo posible debes evitar rodearte de los trabajadores que dedican su jornada a esta clase de comentarios.

Participar de los eventos de la oficina

En toda oficina existen algunos hábitos o costumbres, como por ejemplo: reunirse una vez a la semana, entre otras. Pese a que puedas no sentirse del todo cómodo, si quieres entablar buenas relaciones con tus compañeros será fundamental que participes de estas instancias. Aprende un poco sobre cómo llevar conversaciones un poco más interesantes en Gananci.

Compartir el éxito

Cuando los compañeros de trabajo alcanzan primero las metas o triunfan en un proyecto, no debemos sentir celos o resentimiento por ello. Por el contrario, debemos alegrarnos y aprender de la forma como lo lograron para aplicarlo en nuestro propio trabajo.

Valorar el trabajo de los demás es necesario para fortalecer el clima y las relaciones laborales, esto demuestra el compañerismo y el interés que se tiene por el éxito del trabajo de todo el equipo, al tiempo que evita rivalidades incómodas.

Ayudar y permitirlo

Existen momentos en los que la ayuda y opinión de los compañeros de trabajo es necesaria. Y en ese momento es cuando notaremos que las buenas relaciones laborales son indispensables para desarrollar nuestras labores.

Ten un propósito en común

Si queremos que las relaciones de trabajo crezcan y permanezcan en el tiempo, es vital encontrar metas en común que nos permitan compartir objetivos e intereses. Compartir sueños y aspiraciones nos ayuda a construir lazos.

¡Nada es personal!

Tienes que aprender a recibir y a dar con inteligencia emocional. El ambiente laboral puede prestarse a malas interpretaciones, por lo que es importante tomar en cuenta la regla de oro: nada es personal.

Constancia

De nada sirve que hoy te esfuerces si mañana lo dejarás. Recuerda que la constancia no sólo genera hábitos, sino crea confianza con el prójimo. ¡Hazlo!

Haz frente a los conflictos

Desafortunadamente algunas veces tendrás que lidiar con conflictos en el lugar de trabajo. Si los manejas bien, puedes incluso desarrollar relaciones laborales positivas. Cuando surja un problema, asegúrate de escuchar de manera activa. Asegúrate también de tratar la situación solo después de que todas las partes hayan tenido la oportunidad de calmarse.

Todo lo que hagas en tu vida debe estar prendado de buenas acciones. En el trabajo es muy importante que logres una buena relación, pon en práctica estos consejos y lo lograrás.