Publicidad

En los últimos años en México se han presentado diferentes fenómenos meteorológicos que han afectado distintas partes del territorio nacional. Tornados, huracanes, tormentas, lluvias fuertes y sismos, han sido parte de la agenda cotidiana del país y en la mayoría de las ocasiones, la población no sabe cómo actuar frente a estos eventos, motivo que nos lleva a entender ¡La importancia de la prevención de riesgos!

La sociedad en general, forma parte fundamental del ciclo de comunicación al hacer que esta fluya con naturalidad, logrando que siempre estemos informados sobre los fenómenos naturales y que conozcamos qué hacer para prevenir daños considerables, tanto a nivel salud, cómo en lo material y en el cuidado de nuestros patrimonios, empresas, industrias y hogares.

Una comunicación eficiente ante estos sucesos de la naturaleza, permite reducir el riesgo de desastres ante una amenaza específica. Esta cultura implica acciones materiales concretas como el uso de la tecnología, o inmateriales como pueden ser dichos y saberes locales.

¿Cómo podemos crear una cultura de prevención en los hogares mexicanos?

La cultura de la prevención se transmite por medios formales e informales. Los espacios más idóneos son la familia, los amigos y la escuela. También juegan un gran papel los medios de comunicación pública y privada, las instituciones de gobierno y Protección civil.

Los elementos que contribuyen a crear una cultura de prevención son la educación, la información científica y la memoria histórica. Este último aspecto es central, la memoria nos induce a reconocer que estamos expuestos al peligro, como en el pasado sismo del 19 de Septiembre del 2017 que sacudió nuestro país, al saber y entender que dichas amenazas no son espontáneas ni casuales, es que comprenderemos la importancia y necesidad de estar siempre preparados.

En México es necesario fortalecer esta cultura, para ello debería crearse un escenario para el trabajo conjunto entre los organismos del estado, la sociedad civil y los medios de comunicación. La prevención debe ser permanente y no estar sujeta a la ocurrencia de un suceso.

Las razones que deberían motivar un programa para que los mexicanos estemos preparados ante cualquier desastre natural , deben ser reducir la vulnerabilidad social y el riesgo de la población ante estas amenazas.

Una sociedad carente de un sistema adecuado de prevención, es una sociedad vulnerable. En estas circunstancias, hasta la más leve lluvia es un peligro. Es importante atender los desastres

naturales porque incrementan la pobreza y desigualdad. De allí la insistencia de que la prevención sea permanente y no solamente cuando hay un riesgo latente.

Hoy día, la información por sí sola no es suficiente, es necesario estar preparados y tener prácticas reales de cómo actuar ante una tragedia.

Los organismos internacionales y las agencias de reducción de riesgo, aconsejan que se adopten ciertas medidas con el fin de facilitar el manejo de las contingencias climáticas. Lamentablemente en México esto último es menos factible que suceda, dado que durante los desastres, la sociedad civil es tratada como damnificada y carente de iniciativa; se cumple un rol pasivo y de obediencia a las autoridades.

En este sentido, la importancia de la prevención familiar, ser conscientes del cómo podemos estar siempre prevenidos ante estas situaciones, contar una cultura en donde entendamos que el cambio inicia desde casa, con los hábitos y costumbres que nos permitan estar siempre alerta y sobre todo capacitados y educados con el objetivo de cuidar de nuestras familias, será la mejor herramienta de prevención para los hogares mexicanos, la actividad empresarial e industrial.

Hoy día, la industria privada en México y muchos otros países, toman un papel importante en la sensibilización de la sociedad, aportando por medio de programas específicos de prevención que desde su punto de influencia logran transmitir lo fundamental que es estar preparados, sin duda estas empresas, aportan con información, conciencia, recursos y conocimientos que se vuelven de gran valor para las autoridades estatales, instituciones de gobierno y apoyo para los medios de comunicación con el objetivo de generar una transformación y cambio de cultura de prevención de riesgos y daños por los fenómenos naturales, sucesos que lamentablemente siempre estarán presentes.

Invitamos a toda la sociedad en general a saber más sobre el tema de la importancia de la prevención, a informarse y conocer las instituciones y empresas que están generando un cambio, una transformación de cultura y contenido que nos aporta un claro sentido de cuidado, previsión y seguridad.

Para mayor infomación: preve.generaclatam.com