El entorno en línea puede ser un lugar implacable. Puedes cometer un error con tus redes sociales, publicar algo insensible u ofensivo, y el Internet no te dejará olvidarlo.

Podrías terminar en una de esas listas de “Los peores errores en las redes del 2017”, o conseguir comentarios negativos en tu cuenta de Facebook o de Twitter. Pero no es sólo el riesgo de las redes sociales, se trata de tu reputación online en general.

Tu reputación online no es simplemente acerca de si pisar con cuidado y decir las cosas correctas, se trata de crear una presencia lo suficientemente fuerte como para que la gente te note y participar activamente con tu marca y negocio. La reputación en línea también puede incluir las reseñas que la gente deja en varias plataformas sobre tu producto, servicio, ubicación y más.

Entonces, ¿cómo mejorar tu reputación en línea? Aquí se presentan tres consejos que te ayudarán a mejorarla:

1 – Presta atención a los comentarios

La mayoría de tus clientes potenciales leerá una reseña en línea acerca de tu empresa antes de elegir si desean utilizar tu producto o servicio.

Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje escribe comentarios y, por desgracia, a menos que están completamente impresionados por lo increíble que eres, o, por el otro lado, completamente disgustados con tu negocio, son menores las probabilidades de dejar una reseña.

Si alguien está simplemente satisfecho, habiendo recibido lo que esperaba, lo más probable es que no dirá ni una palabra.

Concéntrate en animar a las personas que están contentas con tu servicio a dejar comentarios positivos. Hazlo lo más fácil posible, y no seas tímido al pedirles que dejen un comentario si están contentos. Al mismo tiempo, si son infelices, trabaja activamente en transformarlos en un cliente feliz, después pídeles que escriban una reseña para ti.

Haz que funcione: Considera la posibilidad de buscar una plataforma de reseñas específicas de tu industria, y pide a tus clientes que pasen sólo unos breves minutos completando algunas preguntas o escribiendo algunas palabras sobre tu negocio y/o producto.

2 – Haz que tu SEO y contenido trabajen para ti

La optimización de motores de búsqueda o SEO no es sólo rellenar todo tipo de palabras clave en su sitio web, se trata de algo mucho más complejo que eso. SEO se basa en un algoritmo sofisticado que Google y otros motores de búsqueda utilizan para determinar si estás activo en línea, comprometido con los usuarios y contribuyes positivamente a tu industria.

SEO y el marketing de contenidos van de la mano, por lo que para asegurarte de que tu sitio web está apareciendo en los resultados de búsqueda, pasa el tiempo y el esfuerzo escribiendo los artículos, tanto para tu sitio web como para las páginas pertinentes a tu sector.

También puedes establecer relaciones con otros expertos en el campo, trabajando en un acuerdo recíproco de intercambio de enlaces, donde te consideren como una autoridad, y tú haces lo mismo.

Haz que funcione: El SEO y marketing de contenido puede ser muy lento, por lo que se recomienda emplear a un especialista o la contratación de un individuo independiente o agencia para que lo maneje por ti. Se centrarán exclusivamente en asegurarse de que tu reputación en línea sea la mejor.

3- Ser socialmente activo

Las redes sociales ya no son simplemente buenas para los negocios, sino que son una necesidad. No puedes esperar para participar con los clientes simplemente por tener un sitio web. Incluso un sitio web con un super-SEO optimizado no es suficiente por sí solo.

El marketing de contenido y SEO dependen de tener una sólida presencia en línea, y esto incluye una sólida presencia en las redes sociales. Para establecer conexiones con el mundo profesional es necesario tener presencia en las redes sociales.

Construye una buena presencia en las redes sociales, donde no solo estés activo, sino que proporciones a los clientes un contenido intuitivo, entretenido y útil, a través de las diversas cuentas de la empresa.

Esto no sólo va a ayudar a mejorar tu SEO, sino que también va a ayudar a mejorar tu reputación con la gente. La retroalimentación positiva, a través de las redes sociales, puede convertirse fácilmente en una reseña positiva.

Haz que funcione: Al igual que con el SEO y el contenido, por lo general es una buena idea tener a alguien a cargo de las redes sociales. Dicho esto, las redes sociales son intensamente personales, así que asegúrate de estar en constante comunicación con la persona o agencia de medios sociales para asegurarte de que están transmitiendo la voz y el espíritu de tu empresa.