Foto: Galló Gusztáv - stock.adobe.com

Sabemos que hay naciones en donde hasta los muertos votan. Ejem…. Pero hay un país en donde una persona fallecida ostenta un cargo público. Sería el único, que sepamos, ejemplo de necrocracia. ¿De qué estamos hablando?

Kim II Sung, abuelo del actual líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, tras su muerte en 1994 fue nombrado “Presidente eterno de la República”. Y no, el cargo no es simbólico.

via GIPHY

No te pierdas:

La Trivia de Iñaki: esto pasa durante la comida y no es tu culpa