El 14 de abril de 1865, Abraham Lincoln, presidente de los EEUU fue asesinado por el secesionista y reconocido actor John Wilkes Booth. Lincoln era “fan” de la carrera artística de Booth.